Libros publicados

Max Magnus y el caballero errante

Antes de ser un héroe conocido en toda Aethenia, Max Magnus también tuvo 14 años. Por aquel entonces vivía en un pueblo en las montañas con su madre adoptiva y soñaba con viajar y ver el mundo. Al fin y al cabo, no había escapado de su isla natal para acabar atrapado en una villa, con cinco hijos y una creciente barriga cervecera.

La oportunidad de escapar de esta vida que considera mediocre aparecerá cuando un grupo de contrabandistas se establezcan cerca del pueblo. La pregunta, no obstante, es: ¿se unirá a ellos o ayudará al caballero que los persigue?

Próximas publicaciones

Imperios en papel: El rey de los vagabundos

Albert, un muchacho de 16 años aspirante a escritor, recibe un extraño libro por correo. Y cuando una gota de su sangre cae sobre el viejo volumen se ve transportado al mundo inspirado en el Japón feudal en el que estaba ambientada su próxima novela.

Acompañado por su amigo Paulo, al que también traga el libro, y por algunos de los variopintos personajes que iban a poblar su novela, los dos jóvenes se verán obligados a sobrevivir en país devorado por la guerra civil, en el que los los intereses de los hombres y las criaturas sobrenaturales se enredan ante la creciente y peligrosa influencia extranjera.

En proceso de revisión

Max Magnus y la hermandad de los asesinos

Dos años después de los eventos sucedidos en Max Magnus y el caballero errante, Max está puliendo sus conocimientos de alquimia en el taller de Achmed.

Su educación, no obstante, se verá interrumpida cuando la Hermandad de los Asesinos aparezca en esta ciudad para provocar una insurrección y robar las investigaciones del reconocido maestro alquimista.

40 consejos de escritura y una propuesta inesperada

Cuarenta textos de entre dos y tres páginas en los que doy pequeños consejos sobre escritura a partir de distintas anécdotas, errores que he cometido, o fragmentos de algún libro que he leído.

No esperes un manual de escritura creativa al uso. No lo es. Su función principal es, simple y llanamente, que te diviertas. La secundaria, que al acabar de leer cada consejo seas tú quien reflexione.